Nuestra historia

Durante los primeros años, la Pastoral fue una humilde oficina. El sacerdote responsable recibía el sueldo por ser académico; el trabajo de la Pastoral era totalmente voluntario. Una religiosa hacía el mayor trabajo: secretaría, preparación, de jóvenes que lo requerían, a los sacramentos. El año 1997, se vio la necesidad de contar con una estructura definitiva de la Pastoral, se planteó durante el Claustro General académico de la universidad, que albergó en Antofagasta a docentes, personal de apoyo a la academia y estudiantes, de la casa central de Antofagasta, la sede de Coquimbo y la de San Pedro de Atacama. Allí se planteó la moción de establecer un Departamento de Pastoral, siendo aprobada de modo unánime.

El 1 de marzo de 1998, mediante el Decreto 8/98 de la Gran Cancillería de la Universidad Católica del Norte, fue creado el Departamento de Pastoral Universitaria. Desde su fundación hasta la fecha, la Dirección de Pastoral ha trabajado sistemáticamente para ser fiel a la misión que le ha sido encomendada. De esta manera, se ha trabajado con los estudiantes de la universidad buscando su formación tanto en los ámbitos espirituales – a través de misiones, oración, eucaristía semanal, etc. -como en el ámbito social, poniendo un fuerte acento en el servicio a los más desposeídos.

El año 2001 asumió la dirección de la Pastoral el Padre André Hubert SJ, con él se abrió paso a una de las facetas que más nos van a caracterizar, el rescate de la impronta cristiana en el desierto de Atacama, por medio de investigaciones y el apoyo de académicos de diversas disciplinas de las humanidades y las ciencias sociales. Se comenzó a editar la Revista Tierra Nueva y se concretizó la colección Iglesia Mundo.

El año 2005, asumió la dirección el Padre Ignacio Sepúlveda SJ, que alentó las instancias de los seminarios sociales y de liderazgo.

El año 2008, después de un largo camino de estudio, reflexión y de discernimiento se vio la necesidad de crear la Dirección General de Pastoral y Cultura Cristiana, bajo el Decreto 35/2008. La Misión de esta nueva Dirección es anunciar a Jesucristo como supremo ideal de vida dentro del amplio quehacer de la Universidad Católica del Norte. Y los argumentos que fundamentan esta misión son:

  1. En un mundo como el de hoy, donde muchas veces se produce dicotomía entre fe y razón. Creemos que como Pastoral debemos encarnar el diálogo entre fe y cultura en la vida académica.

  2. Ayudar, con herramientas apropiadas, a que las personas de nuestra comunidad puedan integrar su vida, su trabajo y su reflexión con su fe. Nuestra sociedad vive la dicotomía entre el ser, saber y hacer. Como Dirección de Pastoral deseamos ayudar a ser un instrumento de integración de estos aspectos.

  3. En la misma línea del punto anterior, deseamos contribuir a la formación integral de personas, de tal modo que fundamenten su vida en los valores del Evangelio y puedan vivirla desde la solidaridad y el servicio especialmente a los más necesitados.

El año 2008, asumió la dirección el Padre Nathan Stone SJ, con quien se comenzaron a trabajar los seminarios de migración. Para el año 2010, asumió la dirección el Padre Jorge Velásquez, quien apostó a fortalecer las misiones UCN, en el norte, incluyendo la primera, segunda y tercera región del país. Mientras que el año 2012, asumió la dirección de pastoral, Ibar Astudillo, quien apuntó a una mayor interrelación con los afanes de la arquidiócesis.

Durante el año 2015, dada la experiencia que se tenía sobre el funcionamiento de la Dirección General de Pastoral y Cultura Cristiana de la Pontificia Universidad Católica de Chile, que durante varios años, contempla en su dirección, como director General a un laico y los sacerdotes asumen como asesores o capellanes, se comenzó a pensar, reflexionar y discernir la posibilidad de que asumiese, la Dirección de nuestra pastoral de la Universidad Católica del Norte, un laico.

En nuestro deseo de encarnar la unión entre lo intelectual y la dimensión religiosa humana, hemos formado grupos de académicos que buscan reflexionar, con seriedad, su fe e integrarla en su vida y quehacer intelectual.

El personal de apoyo a la academia no ha estado exento de nuestro quehacer pastoral. Durante estos años la Pastoral UCN ha ido trabajando con grupos de funcionarios, de manera de ayudarlos a caminar en el crecimiento de su fe.

Misión

La Dirección General de Pastoral y Cultura Cristiana tiene como misión fundamental anunciar a Jesucristo como supremo ideal de vida dentro del amplio quehacer de la Universidad Católica del Norte.

Visión

Ser una unidad líder y agente de cambio al interior y exterior de la universidad, que incida en los aspectos de pertenencia, participación, vocación social, y laicado de los miembros de la institución.


ORGANIGRAMA