Unidades UCN donan equipamiento educativo y de cocina a campamentos

Los campamentos Esperanza de los Niños, Las Vencedoras, Rayito de Sol y Unión del Norte, ubicados en el sector de Los Arenales de Antofagasta, recibieron un equipamiento educativo y de cocina gracias al aporte entregado por Escuela de Educación de la Universidad Católica del Norte (UCN), Delta UCN, y la Dirección General de Pastoral y Cultura Cristiana, quien además coordinó la entrega.

El donativo, enmarcado en el Mes de la Solidaridad, contó con la entrega de una cocina, congeladora, menaje, pizarra, computadores, mesas/sillas, impresoras y resmas de papel, favoreciendo las ollas comunes y los programas educativos en campamento.

La Directora de Pastoral y Cultura Cristiana de la UCN, Erika Tello Bianchi, valoró el compromiso de las distintas unidades de la universidad, el cual beneficia a los sectores más afectados por la pandemia COVID-19.

“Debemos estar al servicio de las comunidades más vulnerables de la ciudad, en este caso son los campamentos migrantes, y es muy grato para toda la universidad estar apoyando al macrocampamento Los Arenales”, manifestó.

APORTES
La Directora de la Escuela de Educación, Patricia Castillo Ladino, indicó que la Escuela de Educación en conjunto con la Pastoral UCN, viene apoyado los procesos educativos desde el 2017 y fue así que se gestó el aporte.

“Durante el último año, en relación a las necesidades existentes producidas por la pandemia, hemos visto la urgente necesidad de aportar y contribuir en el acompañamiento a los estudiantes a partir de estos insumos que son mínimos para que ellos puedan tener un avance importante en sus procesos formativos”, precisó.

Agregando que, “Delta UCN ofreció y aportó con mobiliario pre escolar contribuyendo específicamente a los menores de campamento”.

Susy Chacoya Beltrán, presidenta del campamento Rayito de Sol, agradeció la gestión de la Pastoral y el aporte de la Escuela de Educación y Delta UCN. “Para nosotros es importante e imprescindible contar con el aporte en material educativo y de cocina, ya que por una parte atendemos alrededor de 65 personas en la olla común y por otra parte queremos que nuestros niños sean en un futuro profesionales que sirvan a la comunidad”, enfatizó.