Pastoral de la UCN celebró 20 años de labor

Con una misa, la presentación de un libro conmemorativo y una cena de camaradería la unidad celebró dos décadas.

Múltiples actividades dieron vida al programa de celebración de los 20 años de labor de la Dirección General de Pastoral y Cultura Cristiana, que nació en marzo de 1998 por decreto oficial, y que en su trayectoria de dos décadas, con distintas denominaciones, ha marcado la identidad institucional, promoviendo en la comunidad universitaria y en la región, valores como la solidaridad, la acción social y el espíritu de servicio.

Como actividad central se realizó la presentación del libro “La Pastoral UCN entre dos milenios: Testimonios de 20 años de fidelidad con Cristo”, publicación que incluye historias y testimonios de 65 personas que son o han sido parte de la Pastoral.

En la bienvenida de la actividad, Erika Tello, Directora General de Pastoral y Cultura Cristiana, señaló que la Pastoral ha existido desde los inicios de la Universidad, pero es recién en 1998 que se constituye de manera formal por decreto, iniciativa que surge desde las bases de la institución.

Agregó que algunos de los objetivos que se propusieron con la creación de la Pastoral UCN fueron principalmente generar una instancia de diálogo entre razón y fe y además el colaborar en la formación de líderes sociales.

Destacó también algunos hitos de la labor que han desarrollado, poniendo énfasis en el trabajo colaborativo que se ha gestado entre distintas unidades académicas, como las Facultades de Ciencias Jurídicas, Economía y Administración y las Escuelas de Psicología y Arquitectura, que han liderado la investigación y la asistencia en áreas como la migración siendo pioneras en abordar esta temática, siempre teniendo como norte el “respeto por la dignidad humana”.

La presentación del libro estuvo a cargo del padre André Hubert, s.j. Vice Gran Canciller UCN, quien partió recordando personas que han dejado su huella en Pastoral, como Hernán Alfaro y Jorge Gorostiaga. Explicó que el libro consta de 65 relatos de distintas personas que han sido parte de Pastoral, quienes entregaron sus testimonios y reflexiones de lo que ha significado para ellos esta experiencia.

De la Pastoral de Antofagasta destacó el trabajo que se ha desarrollado con las Misiones, la creación de la Colección editorial Iglesia y Mundo, la Revista Tierra Nueva, los Seminarios de Migración, la creación del Proyecto Investigación, Migración Intervención – IMI- entre otras múltiples iniciativas.

Del trabajo de la Pastoral de Coquimbo, valoró actividades como la Ruta Nocturna, Misa de la Fruta, la Universidad para el Adulto Mayor, el Consejo Pastoral entre otras destacadas iniciativas.

Concluyó haciendo mención al prólogo, realizado por el Gran Canciller, Monseñor Ignacio Ducasse, donde él menciona que recordar es “volver a traer al corazón” , destacando que este es un proyecto del corazón de cada uno y del corazón comunitario. Añadió que “la iglesia necesita liderazgos y la Pastoral puede ayudar a hacer surgir esos liderazgos”.

Acción de Gracias
Al inicio de la jornada la Comunidad Universitaria participó en una misa oficiada por el Vice Gran Canciller , Padre André Hubert s.j., acompañado por los padres Gilberto Garay y Javier Ossa s.j.

En su homilía el sacerdote destacó que “la Pastoral es vivir y reconocer la gracia de Dios y compartirla”. Agregó que necesitamos un sentido comunitario en lo académico y en la investigación y recordó a quienes han participado, quienes están o han sido parte de la Pastoral, destacando que este trabajo se debe proyectar en el futuro, teniendo fe que es el “Señor quien nos conduce”.

Al final de la jornada se realizó una cena de camaradería, donde participó el equipo de pastoral y fueron invitados todos quienes han formado parte de la Pastoral Universitaria en estas dos décadas de labor.