Nuestra historia

previous arrow
next arrow
Slider

Durante los primeros años, la Pastoral fue una humilde oficina. El sacerdote responsable recibía el sueldo por ser académico; el trabajo de la Pastoral era totalmente voluntario. Una religiosa hacía el mayor trabajo: secretaría, preparación de los jóvenes que lo requerían a los sacramentos. El año 1997, se vio la necesidad de contar con una estructura definitiva de la Pastoral.

El 1 de marzo de 1998, mediante el Decreto 8/98 de la Gran Cancillería de la Universidad Católica del Norte, fue creado el Departamento de Pastoral Universitaria.

Desde su fundación hasta la fecha, la Dirección de Pastoral ha trabajado sistemáticamente para ser fiel a la misión que le ha sido encomendada. De esta manera, se ha trabajado con los estudiantes de la universidad buscando su formación tanto en los ámbitos espirituales – a través de misiones, oración, eucaristía semanal, etc. -como en el ámbito social, poniendo un fuerte acento en el servicio a los más desposeídos.

En nuestro deseo de encarnar la unión entre lo intelectual y la dimensión religiosa humana, hemos formado grupos de académicos que buscan reflexionar, con seriedad, su fe e integrarla en su vida y quehacer intelectual.

El personal de ayuda a la academia no ha estado exento de nuestro quehacer pastoral. Durante estos años la Pastoral ha ido trabajando con grupos de auxiliares y secretarias, de manera de ayudarlos a caminar en el crecimiento de su fe.